Preguntas frecuentes

¿QuÉ ES LA NEUMONÍA?

La neumonía es una infección de los pulmones causada principalmente por el virus de la gripe y por una bacteria llamada neumococo.

¿Cuáles son sus síntomas?

Son variables, los más frecuentes son: dolor en el pecho con dificultad al respirar, fiebre alta, escalofríos o temblores, sudor excesivo, fatiga, tos con o sin expectoración amarilla que persiste o empeora. Las personas mayores a veces pueden presentar sólo alteraciones del estado de conciencia.

¿Qué tan grave es?

La neumonía es una enfermedad grave. Los síntomas pueden aparecer rápidamente, requerir la internación, y en algunos casos, incluso llevar a la muerte. En aquellas personas que se recuperan, ciertos síntomas como la tos y la fatiga pueden durar semanas.

¿Cuales son las principales causas de neumonía?

Las causas más importantes de neumonía, que pueden prevenirse a través de vacunas, son el virus de la gripe o influenza y una bacteria que se llama neumococo -Streptococcus pneumoniae-.

¿QuiénES TIENEN MAYOR RIESGO DE CONTRAER NEUMONÍA Y DEBEN RECIBIR AMBAS VACUNAS?

Los grupos de edad que presentan más riesgo son los menores de 2 años y los adultos mayores de 65 años. Adicionalmente, las personas entre 2 y 64 años que tengan condiciones de riesgo, como: enfermedades pulmonares crónicas, asma, personas con insuficiencia renal crónica, enfermedades cardiovasculares, diabetes y quienes padecen enfermedades o reciban tratamientos que disminuyan las defensas (personas que viven con VIH, quienes recibieron un transplante, personas que padecen cáncer, quienes reciben tratamientos que bajen las defensas como quimioterapia, biológicos, altas dosis de corticoides, personas que no tienen el bazo), entre otras, deben vacunarse contra la gripe y contra el neumococo ya que tienen un riesgo incrementado de contraer neumonía.

¿QUIÉNES DEBEN RECIBIR ÚNICAMENTE LA ANTIGRIPAL?

Deben recibir únicamente la vacuna antigripal las embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, puérperas que no fueron vacunadas durante el embarazo en los primeros 10 días del puerperio, obesos mórbidos, trabajadores de la salud, convivientes de pacientes oncohematológicos o de niños prematuros menores de 1500 gramos.

¿QUIÉNES DEBEN RECIBIR ÚNICAMENTE EL ESQUEMA SECUENCIAL CONTRA EL NEUMOCOCO?

Deben recibir únicamente el esquema secuencial contra el neumococo quienes padezcan enfermedades hepáticas crónicas, alcoholismo, tabaquismo, implante coclear o fístula de líquido céfalo-raquídeo.

¿EL PERSONAL DE LA SALUD DEBE RECIBIR ESTAS VACUNAS?

Sí, debe vacunarse contra la gripe para proteger a los pacientes a quienes presta cuidado. Y si presenta algún factor de riesgo o es mayor de 65 años, debe recibir también el esquema secuencial contra el neumococo.

¿Hay algo que pueda hacer para prevenir la neumonía?

Hay vacunas que pueden prevenir las causas más frecuentes de neumonía, como la vacuna antigripal y las vacunas contra el neumococo, que están incorporadas al calendario de vacunación para todos los niños menores de dos años desde 2011 y 2012 respectivamente.

Deben recibir ambas vacunas todas las personas a partir de los 65 años y las personas entre 2 y 64 años con condiciones de riesgo.

Consultá con tu médico si te corresponde.

¿Son seguras estas vacunas?

Las vacunas son seguras, eficaces y no te producen la enfermedad. Dado que la vacuna se administra a través de una inyección, los efectos secundarios más comunes son reacciones en el lugar de la aplicación, incluidos enrojecimiento, hinchazón, dolor y limitación de movimiento del brazo.

¿Puedo vacunarme contra la gripe y el neumococo en el mismo MOMENTO?

Si, la vacuna antigripal y la vacuna contra el neumococo pueden administrarse simultáneamente sin ningún problema, en sitios diferentes.

¿DÓNDE PUEDO VACUNARME?

Las vacunas están disponibles en forma gratuita en hospitales y vacunatorios públicos de todo el país o en caso de contar con cobertura de salud, consultá para mayor información.

Si tenés más de 65 años no necesitas orden médica.
Si sos menor de 65 años y tenés alguna condición de riesgo, consultá a tu médico.

La disponibilidad de las vacunas no es resposabilidad de la SADI.

PARA MÁS INFORMACIÓN ESCRIBINOS A:
EVITEMOSLANEUMONIA@SADI.ORG.AR